• Conducto EI

Protección pasiva contra-incendios

La protección pasiva contra-incendios consiste en una serie de elementos constructivos y materiales con las propiedades adecuadas para evitar el inicio del fuego (materiales ignífugos), evitar la propagación (compartimentación, cerramientos, conductos etc…), evitar la degradación estructural (protección de la estructura) , facilitando la evacuación de los ocupantes y la actuación de los medios de extinción. Por lo tanto, los productos de protección pasiva contra incendios han de cumplir la normativa vigente en base a unos estrictos ensayos de laboratorio que los hacen aptos para tal efecto.

En definitiva, la normativa contra incendio define la estabilidad y freno a la propagación al fuego de las estructuras portantes, así como las garantias de confinamiento o sectorización de un incendio para facilitar la evacuación.

Normativa. Documento Básico SI Seguridad en caso de incendio

En este apartado del CTE se recogen los requisitos básicos en “Seguridad en caso de incendio SI” que deben cumplir los edificios e instalaciones, para reducir a límites aceptables el riesgo de que los usuarios de un edificio sufran daños derivados de un incendio de origen accidental, como consecuencia de las características de su proyecto, construcción, uso y mantenimiento.

Son medidas que inciden en los siguientes apartados: Propagación del incendio por el interior, propagación por el exterior, evacuación de los ocupantes, instalaciones de protección contra incendios y facilidad a la intervención de los bomberos.

El ámbito de aplicación se circunscribe a los edificios públicos y privados de nueva construcción y las obras de rehabilitación de edificios existentes, a excepción de los edificios de carácter industrial que se regirán por el “Reglamento de seguridad contra incendios en establecimientos industriales”.

SI 1- 3.3 Propagación interior.Espacios ocultos. Paso de instalaciones a través de elementos de compartimentación de incendios

La resistencia al fuego requerida a los elementos de compartimentación de incendios se debe mantener en los puntos en los que dichos elementos son atravesados por elementos de las instalaciones , tales como cables,tuberias, conducciones , conductos de ventilación, etc., excluidas las penetraciones cuya sección de paso no exceda de 50cm2. Para ello puede optarse por una de las siguientes alternativas:

  • a) Disponer un elemento que, en caso de incendio, obture automáticamente la sección de paso y garantice en dicho punto una resistencia la fuego al menos igual a la del elemento atravesado, por ejemplo, una compuerta cortafuegos automática EI t (i<->o) siendo t el tiempo de resistencia al fuego requerida al elemento de compartimentación atravesado, o un dispositivo intumescente de obturación.
  • b) Elementos pasantes que aporten una resistencia al menos igual a la del elemento atravesado,por ejemplo, conductos de ventilación EI t(i<->o).
SI 3-8 Evacuación de ocupantes. Control de humo de incendio

Las zonas de uso Aparcamiento, Establecimientos de uso Comercial o Pública Concurrencia cuya ocupación exceda de 1000 personas y Atrios que excedan o evacuen a más de 500 personas, se dispondrá de un sistema de control de humos de incendio capaz de garantizar dicho control durante la evacuación.

En el caso de Aparcamientos se deberá garantizar:

  • a) El sistema sea capaz de extraer 150 l/s plaza y una caudal de aportación de 120 l/s plaza.
  • b) Los ventiladores deberán tener una clasificación F 300 60.
  • c) Los conductos que transcurran por un único sector de incendio deben tener una clasificación E 300 60. Los conductos que atraviesen elementos separadores de sectores de incendio deben tener una clasificación al menos EI 60

Resistencia al fuego de las paredes y techos que delimitan sectores de incendio

Resistencia al fuego elementos de construcción

¿ Como se denomina un conducto EI ?

El concepto de resistencia al fuego EI de un conducto de ventilación engloba tres aspectos fundamentales:

  1. Estabilidad dimensional, rigidez y solidez
  2. Contención de los humos y llamas provocados por el fuego. Efecto barrera al humo en incendio hacia la cara no expuesta, impidiendo la ignición de materiales adyacentes a esa superficie.
  3. Grado de aislamiento. Garantia de que la temperatura de la cara no expuesta no exceda de los 180ºC.

La denominación correcta será del tipo EI t ho-ve (i-o), significando cada carácter

t el tiempo mínimo de conservación de dichas propiedades

ho conducto con trazado horizontal ve conducto con trazado vertical

i fuego en el interior del conducto o fuego en el exterior del conducto

Un conducto EI para cada situación

Existen varios sistemas de hacer que un conducto de ventilación cumpla con las exigentes normas de seguridad contra-incendio. Podemos clasificar dos tendencias :

  1. Utilización de materiales con certificación EI. Son construcciones metálicas de doble camisa con una aislamiento cerámico o de lana de roca de alta densidad, normalmente construidos en acero inoxidable.
  2. Uso de materiales de recubrimiento para dotar al conducto base de la certificación EI adecuada. A este nivel destacan dos soluciones:
  • Las placas de silicato de muy alta densidad, de 450 a 900 Kg/m3 que se usan como forro de los conductos de ventilación convencionales.
  • Lana de roca de alta densidad, en torno a los 120 Kg/m3. Acabado con film de aluminio para conducto rectangular y malla metálica extra para conductos de sección circular. Espesores de 30 a 115mm
Conducto EI
Conducto EI
Conducto EI

Ventajas: Sistema de conductos normalizado de fácil montaje. Adecuado para montajes en exterior.

Inconvenientes: Sistema caro debido a la naturaleza de los materiales empleados. Exige un buen estudio de los trazados para su implantación. No dispone certificación en todas las tipologias de incendio.

Ventajas: Habilita conductos existentes.

Inconvenientes: El montaje se asimila más al de la carpinteria de madera . Estructuras extremadamente pesadas que hacen incrementar los gastos en soportación. No tolera los montajes al exterior. Precio moderado-alto.

Ventajas: Habilita conductos existentes. Peso moderado (un 65% menos que otros sistemas). Fácil montaje. Precio medio. Se contempla certificado para todas las tipologias de incendio.

Inconvenientes: No tolera los montajes al exterior.